La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

9 de Febrero de 2015 - Aire

Lo que te perdiste, papá.

Hoy me he cabreado.

Hoy, como hago de vez en cuando, me he pasado medio día buscando tus palabras por mi ordenador. Es algo extraño cómo el buscador de GMAIL se ha convertido en un cúmulo de tesoros cuando una quiere volver a tocar, a oler viejos tiempos. Todos aquellos comentarios, todos aquellos textos, todas aquellas fotos que compartías conmigo y que yo sin querer guardaba.

Pues hoy estoy cabreada.

Cabreada porque cuando busco ‘papi’ en GMAIL me hace ir 5 o 6 páginas más allá para encontrarte. Para encontrar esos momentos en los que nos reíamos juntos de la vida, de la muerte. En los que me dejabas siempre frases. No cualquier frase. Me refiero a las frases más bonitas que jamás me dirán.

Estoy cabreada. Sí. Estoy cabreada porque me siento feliz. Porque he encontrado al amor de mi vida. Porque tengo amistades verdaderas cerca de mí. Porque mi madre es la mejor y más interesante persona del mundo. Porque tengo una familia única. Loca y única. Y tú no estás.

No estás para alegrarte, para abrazarme, para mirarme y enseñarme que existo. No estás para aconsejarme si debería comprar una casa. Si te gusta donde vivo. No estás para verte la cara cuando te diga que quiero hacerte abuelo. No estás para decirme que me estoy convirtiendo en una gran profesional. No estás para decirme que da igual esto y aquello, porque lo importante es mantenerse como una persona íntegra, ‘aunque seamos siempre pobres’. Que lo importante es el amor. Que menos mal que me enseñaste a disfrutar de las pequeñas cosas. Que siga adelante con lo de mi libro porque ‘tengo un don’ . Que enhorabuena por no dejar nunca de leer y de estudiar ‘qué orgulloso estoy de ti’. Que por fin estoy aprendiendo inglés y al final te hice caso con lo de echarme un novio guiri. Que se me está poniendo el culo gordo y que tú a mi edad ya tenías casi 3 hijos. Y no estarás para agarrarte del brazo en ese pasillo que recorreré y por el que no verás cómo me caso y para que no me digas ‘hija, es que nunca pensé que te casarías’ mientras sonríes con esos brillantes ojos que siempre sonreían. No estarás para decir unas palabras preciosas que me harán llorar y terminar con un chiste malo brindando con vino. No estarás para decirme lo guapísima que estoy, ‘bueno, como siempre mi niña’.

No estás. Dentro de unos días es mi cumpleaños. Me estoy haciendo mayor y no estás.

Y no estoy cabreada. Estoy tan feliz, que es jodidamente triste.

8 comentarios para “Lo que te perdiste, papá.”

  1. Te quiero.

  2. Conmovedor.

    Somos lo que somos, fundamentalmente, por quienes nos han amado y porque llegamos a vivir con ése amor.

    Gracias por escribir.

    E.

  3. Uau x

  4. Izaskun Marrodan dice:

    Me encanta como escribes!!!!!

  5. D, no sabes como me ha enamorado esta entrada. No solo por lo bien escrita que está, también por lo que representa y lo profundo que habrás cavado para encontrar la tinta para escribirla, se la nota salida directamente del corazón.

    Ayer puse en twitter una pequeña frase de un rapero madrileño “Solo transmite el que siente. Soy consciente, sé consciente” Y tú sientes mucho y transmites al mismo nivel. Particularmente en esta entrada pero también en el blog, que hacia mucho que no comentaba por aquí aunque leía en la sombra.

    Sé tan feliz que le hagas estar, aunque sea jodidamente triste.

  6. Diego Alonso dice:

    Me hiciste llorar y con el llanto respira el alma.

  7. Lucia dice:

    Llore. Mi papa tampoco esta. Mi papa tambien tenia ojitos sonrientes, era una persona hermosa que decia todas esas frases que despues cerraba con un chiste tonto. Mi papa tambien se esta perdiendo de muchas cosas, de ver todos los frutos de su confianza en mi. Y duele, como duele cuando lo pienso. Pero algo me dice que no le hubiera importado ver todo eso, que lo que le hubiera importado es solamente que yo lo viva. Y aqui estoy, luchando cada dia por hacerle honor a sus palabras. A sus eternas ganas de verme feliz.
    A veces lo extraño un monton, pero no pasa nada. Cerra los ojos, seguro esta ahi para abrazarte 🙂

  8. Lucia dice:

    Ah! Si sacas un libro, yo lo compro 🙂

Deja un comentario

Ver más microrelatos