La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

Es difícil mirar las cosas con amor y no ver borroso. Es difícil convivir en ese estado mental que se bate entre las interioridades que rechazan la soledad y las exterioridades que no son más que prótesis bien acompañadas. Estamos rodeados de un presente misarable que se pelea cada día, cada noche, con la sonrisa. Con esa sonrisa. Tú ya sabes a cual me refiero. Ojalá el día explotara con la alegría de tus ojos. Y no quedara nada. Sería un final precioso. Y extraño. Como mi lucha diaria. Contra crecer. Contra dejar de ser una niña. Contra todo y contra nada. Pero sobre todo contra mí.

Ahora que ya te has situado, supongo que desde ahí arriba se me debe de ver muy pequeña. Siempre me he sentido así.

A pesar de todo a veces logro vencer la timidez y decirle que le quiero. Y que también me gustaría que él me quisiera. Que en realidad eso es lo más importante. Pero no. Vencer la timidez no lo es todo. Intentarlo y no conseguirlo te hace sentir idiota ante el mundo. Aunque lo cierto es que todo el mundo parece idiota. Y lo es, lo somos. Pero también es cierto que la diferencia entre la idiotez y la inteligencia parece a veces difícil. Y también es cierto que mucha gente está agazapada, escondida tras la máscara que ha tenido que adoptar. Yo sólo soy yo cuando me pillo distraída.

El silencio no te pide nada y aún así logra que le des todo todo. Obligándote a mostrar las cartas. Aplastándote contra ti mismo. Te muestra la normalización de los compartimentos estancos. Te demuestra que, bueno, la gente a la que quieres se muere. O se va a vivir muy lejos. O está aquí pero le da la mano a otra. Es esta sensación de querer siempre que ocurra algo que no ocurre. Es como si la vida se hubiera vuelto corta, de pronto, y yo no la estuviera disfrutando. Y desde esta profunda tristeza, me descubro la mitad de las veces al espejo, pensando en algo, en alguien y sonriendo con una alegría un poco insultante. La verdad, al presente cada uno vuelve como puede. Y yo casi nunca. Hay que estar muy loco para tomarse a uno mismo en serio.

FIN.

.

7 comentarios para “Sueño con un futuro más cercano”

  1. pepelu dice:

    Microrelatos no son. Quiizás mini. Eso da igual. Es bonito, cercano y, te hace pensar. Sigue escribiendo pase lo que pase y pese a quién le pese. Un saludo.

  2. Han dice:

    I love you
    You know

  3. Anchoa Mojá dice:

    Se te echaba de menos… gracias por volver

  4. Eso de “Yo sólo soy yo cuando me pillo distraída” es una brillantez absoluta. La reflexión más lúcida que puede haber sobre la identidad, si existe.

  5. ¡Maravilloso relato! He quedado emocionado tras su lectura, e ilusionado de encontrar a alguien cuyas palabras puedan transmitir tanto en tan pocos renglones.

    Un saludo, estaré atento a tus próximas publicaciones 😉

  6. R3tal3s dice:

    “Ahora que ya te has situado, supongo que desde ahí arriba se me debe de ver muy pequeña. Siempre me he sentido así.”

    Por cómo escribes, por lo que dices y cómo lo dices; se te ve. Muy grande.

    El silencio… El silencio es un incomprendido. Sólo quiere risas. De todo tipo.

    No permitas que el espejo te diga quién eres. Tú eliges el reflejo.

    “Yo sólo soy yo cuando me pillo distraída”

    Me encanta. Quizá ésa sea la solución a muchas preguntas. “Pillarse distraído”. Sin más complicaciones.

    Gracias por compartir =)

    Saludos!

  7. 8-e-8_:) dice:

    No permitas que el espejo te diga quién eres. Tú eliges el reflejo.
    Me encanta esta frase.
    Lo que daría por conocerte. Eres una persona muy profunda, me encantas.
    Sigue así 🙂
    PD:estoy enganchadisima leyendote

Deja un comentario

Ver más microrelatos