La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

Estoy con algunos cálculos perversos, llevo así toda el día. Me gustaría mucho ser física. Cuántica. Como cuando voy a viajar muy lejos, que pienso mucho en la muerte. Porque es como no volver. ¿Y si no vuelvo? Pero al final, siempre estoy aquí. Otra vez. Menos mal ¿no?

Hoy estoy bostezando un montón, pero no creo que sea sueño. Tengo una boca limitada. Pero las piernas largas. Pero la columna torcida. Tengo ganas de ver a mi jefa, el último día me tocó la espina dorsal, de abajo arriba. Me dijo que sí, que tenía la espalda muy mal. Me gustó mucho y me acordé de cuando me abrazabas ayer, durante tanto rato. Como si el Mundo empezara hoy mismo. O como si el Mundo se fuera a terminar en ese instante.

También me acordé de cuando me hacían muchas radiografías y mi hermana pequeña me preguntaba si me dolía que me sacaran los huesos. Yo le decía que no, que lo que dolía era que te crecieran. Y me sonreía porque es muy lista y sabía que crecer, duele.

Y creo, sí, que esa ha sido mi primera teletransportación en este año.

7 comentarios para “Primera teletransportación de 2011”

  1. Querida, lo mejor para los huesos doloridos son abrazos… te lo digo yo que soy fisio!!

    Besicos

  2. Un nuevo día, un nuevo año, una nueva década, qué más da. Lo que importa es que aún estas aquí, con nosotros, tus incondicionales de siempre, inquietando nuestro sosiego, coloreando nuestros días con tantos e intensos matices.

    Un abrazo. Un saludo. Un hasta pronto.

  3. Shamara dice:

    Pues sí, menos mal que estas aquí otra vez porque me encanta leerte

  4. Pues tienes toda la razón, crecer puede ser uno de los males mas doloros, claro, según se mire.

  5. Los abrazos son curativos

  6. Me encanta tu primera entrada del año. ¡Qué vengan muchas más! Te mando besos.

  7. Jana dice:

    Qué bien que estés aquí! (;

Deja un comentario

Ver más microrelatos