La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

1 de Noviembre de 2010 - Aire

trago el verbo

Tiemblan las manos que antes rompían de una caricia, cualquier miedo. Reblandece la piel que crujía y hacía borbotones de sangre, aquí adentro. Te mira de cara la sombra que caminaba escondida bajo tus pies. Hoy tienes un color azul demasiado azul en los ojos. Y ya no bailas nunca. Conmigo.

Mírame. Pero no así. Te lo ruego. Mírame como antes de haberme afilado con saliva el cuerpo. Como antes de haberte conocido.

Se rompe por dentro de mi garganta, muy por dentro. Todo ese montón de palabras, que no digo. Que pienso. La punta de la lengua arde y gira enredada buscando un hueco entre los dientes, que no queme. En silencio. Respiro fuerte, y escucho de mi naríz todas las palabras de deseo que no vinieron. Liberar, alimentar, ramificar. Me desvivo porque dure este silencio, amor. Porque no estalle todo lo que hay aquí adentro. Un montón de adjetivos de amor dulce y severo. Dando vueltas. Muertos de miedo.

Un ser invertebrado que persevera en desplazarse entre la tangente de tu verbo y tu cuerpo. Tienes la medida perfecta de parecer lo que se es. Y no morir en el intento. Que duelen y pesan y amarran las verdades como puños. Qué difícil es encontrarte, si te busco. ‘La verdad os hará libres’ no es una frase que se deba escuchar mientras enlazas las piernas entre los barrotes de una jaula. Buscando a alguien que sostenga, instantánemente, todo este peso que tengo en el pecho.

Hacen falta más héroes. Y que no me los maten. Hacen falta héroes. Y hoy no. Hoy no los encuentro.

9 comentarios para “trago el verbo”

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Paolita GT and lamaladelapelicula, Diana Morales. Diana Morales said: tragarse el verbo http://ow.ly/32KFo […]

  2. son una pasada los sentimientos que se me producen cuando leo tus textos!!

  3. Me suena a desgarrador… aunque me gusta…

    Besicos

  4. será que las palabras dulces de amor que no se llegan a decir
    se agrian con el tiempo por haberse limitado en deletrearselas a la cara del ser amado…

  5. ¡Y que mal se siente una cuando las palabras nos queman por dentro!

  6. Malditas tus letras, pués (lo sé. No lleva acento, pero debiera) van más allá del significado. Malditas tus letras que aunan (lo sé. Lleva acento pero no debiera. Malditas todas ellas) sentires tan diversos en tan pocas sílabas, calando hondo en el pecho e iriendo (lo sé, lo sé) las entrañas. Malditas tus letras que aprietan mi garganta y humedecen mis ojos. Maldita seas por recordarme que, al igual que tú, soy prisionero de ellas.
    Mientras escribas yo debo leer. Escapa por completo a mi voluntad.
    Te adoro y te maldigo Mala. Maldita seas por siempre, para seguir siendo prisionero de tus palabras.

  7. Macrocefalo dice:

    Me encanta!
    Siempre encuentras una manera tan descriptiva de escribir sobre situaciones tan complejas. Trago el verbo (que bueno!)
    Nunca dejes de escribir eso que tienes dentro anda. Eres reconstituyente

  8. Shamara dice:

    Ayyyyyy de verdad mala, cuánto dices con tus letras! provocas en mi un sentimiento de admiración……por nosotr@s, los que te leemos…..no nos dejes…nos alimentas poco a poco…..con sorpresitas como estas, que dejan sin habla a lo héroes esos que tanto buscas y no encuentras………………………………….creo yo que por miedo de ellos, ante tanta mujer.
    Eres muy buena!!!!
    besukys!!!

  9. Qué tristeza llena de fuerza! Me gusta un montón.

Deja un comentario

Ver más microrelatos