La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

25 de Mayo de 2008 - Aire

Otro cuando (de miedo)

Cuando un olor se hace miel en la boca y el día se entremezcla con tus viejos libros, lo mejor es salir a pasear. El perro es la excusa del hombre solitario, pero la tristeza contenida en unos ojos dulces, también ayuda para echar a andar. Tu cabeza se siente más atraída que nunca por el suelo y, si te dejas, pronto ves rodar tus sueños por cualquier charco de lluvia ácida. Allí mueren o, con suerte, acaban asaltados a manos de un niño alegre que pasa por encima dejándoles trepar. Si unos sueños pisan tierra, sabes que te toca coger una tremenda bocanada de aire. Porque lo que tienes delante es, de nuevo, la pista de salida. Porque es, de nuevo, aire y sólo aire. Y la meta debe de seguir siendo algo precioso, de eso no cabe duda.

Cuando no te reconoces en tu propio rostro, te encorvas como aquellos viejecitos de la esquina. Hoy los entiendo más que nunca. Es angustioso mirarte y no verte, no encontrarte. Te encorvas como el girasol que es aplastado por las nubes. Y para colmo es primavera. La verguenza de ser el más cobarde en plena guerra, te hace rechazar cualquier halago, cualquier caricia, cualquier cualquiera. Pero pienso que ser la más valiente tampoco hizo que las balas fueran más ligeras. Aunque sí, reconozco, que atreverse a tener a alguien cogido de la mano, estar sólo con alguien y no sentirse solo… Sí, reconozco que fue siempre mejor que quedarte sólo de pura verguenza.

Y también, reconozco, que el olor de una dulce derrota puede inspirar vida. Porque cuando por un momento ya no buscas nada, y nada das ya por perdido, el valor más intenso es el de recordar lo vivido. Y recuerdo, recuerdo que hasta los pájaros con miedo, vuelan.

11 comentarios para “Otro cuando (de miedo)”

  1. ¡¡cuanta melancolía en tus palabras!!…
    ¡¡cuanta esperanza entre líneas!!
    ¡¡cuanta fuerza y cuanta pasión!!

    siempre hay que volar, una y otra vez, aunque sea con lágrimas en los ojos.

    bicos,
    Aldabra

  2. Belén dice:

    Y dicen que cuando estamos en época de crisis es cuando peor lo pasamos… pero sin duda es cuando al reencontrarnos en el espejo, la felicidad es doble o triple por lo menos…

    Besicos

  3. eme dice:

    solo vale la pena luchar por aquello que se sabe perdido..

  4. Livia dice:

    En este planeta alguien ha perdido una gran mujer, no te preocupes hay miles de corazones que sueñan con poder halagarte, con poder acariciarte.”Nena tú vales “.
    Besos enloquecidos.ja,ja,ja.

  5. Cuanto menos contradictorio…

    Pero en algo tienes razón sin lugar a dudas: “para colmo es primavera”, y exactamente por eso ten por seguro que el sol está a punto de salir.

    Un besazo guapa 😉

  6. Siempre se lucha desde dentro. Y se acaba saliendo. Un beso.

    Antonio

  7. Entiendo especialmente cuando dices “Porque es, de nuevo, aire y sólo aire.” … ese aire te da una “libertad” extraña, pues a veces te encierra y no te deja ver más allá …
    Lo más importante es no dejar que nada ni nadie nos pisoteé los sueños personales… los sueños que se tienen en conjunto se pueden quedar guardados en un cajón de recuerdos, pero los sueños personales y tus metas deben quedarse de pie.
    Me acongojó el corazón leerte hoy, pero como mencionan allí arriba, que bueno leer entre líneas mucha esperanza y fuerza interior, de una persona segura de sí misma.
    un abrazo.

  8. vuelves a intentar ser críptica, pero te recuerdo q te tengo completamente calada 🙂

    Me ha encantado. Besos.

  9. Daniel dice:

    Después de todo, los únicos paraísos que valen la pena, son los paraísos perdidos…

  10. gracias por tu comment, a mi también me atrapa tu escritura, y es que yo tambien sé de derrotas, pero pronto pasará y solo te encontrarás con que tu columna es más fuerte.
    te mando esta entrada para que veas que el aire que respiras no es polución sino aire puro…

    http://nadineletters.blogspot.com/2008/05/cronica-de-un-romance-pstumo.html

  11. me has dejado sin palabras… pero eso es normal si se trata de las tuyas, de las que nacen por ti y para la vida, y en parte, para nosotros, que siempre te leemos.
    gracias por pasarte por mi rincon, hacia mucho tiempo…y mentiria si dijera que no me robo una sonrisa el ver tus palabritas alli.

    es muy intenso recordar lo vivido, pero…¿que pasa cuando no se quiere, o no se puede recordar porque perdiste tanto, e incluso diste parte de ti que ni siquiera sabias que tenias? ¿qué pasa entonces?…

    a mi parecer, que ni siquiera se alcanza a ver los pajaros.
    me alegro que vuelvas con fuerzas,
    un besito enorme!

Deja un comentario

Ver más microrelatos