La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

19 de Abril de 2008 - Aire

El desayuno del que se deja morir

Voy suave, cada día noto mis venas engordar de letras. Trato de ir en las misma onda en que se manejan las canciones de los Beatles. Recuerdo a los musos y a las musas, tengo suerte de tenerlos tan cerca. Vacío mis bolsillos de lo que que quiero y de lo que no, para sentirme un ratito libre. Preguntan en la tele “¿tiene usted orgasmos?”. Pienso que contigo yo no tengo de eso. Contigo yo me muero. Contigo, por primera vez en la vida, había conseguido dejarme morir. Creo que lo hago porque creo en ti. Pierdo el equilibrio mientras lames mis piernas, mientras besas mi corazón y rozas suave la parte más tierna de mi cabeza. Muerdes el alma, las emociones, lo que entraña la vida. Saliva fresca y respiración. Y yo me dejo, me dejo todo, me dejo morir del todo con la sonrísa más increíblemente desordenada. Porque pierdo cantidades industriales de sangre en cada operación a corazón abierto que tengo contigo. Y para recuperarme, todas las mañanas desayuno un zumo, galletas y un par de poesías. De vida, de ganas, de amor, de felicidad plena. De ti.

32 comentarios para “El desayuno del que se deja morir”

  1. Cualquier nutricionista te diría que tu desayuno tiene todas las vitaminas necesarias para sonreir ante la vida.
    un besazo

  2. wow, que intenso lo que has escrito, me había olvidado temporalmente lo mucho que me gusta como escribes 🙂
    Tratar de encasillar un sentimiento único para cada persona en una palabra (como “orgasmo”), es un grave error, y tu descripción lo corrige y describes maravillosamente un sentimiento, a pesar que también solo tú lo conocerás… allí está la magia. muchos saludos!
    (pd: creo que te vi hace unos días en un cine, pero no me atreví a saludarte :S)

  3. Realmente los musos y las musas están enamorados de ti. No te abandonarán nunca. Morir de amor…ahhhh que dulce y vivificante. :)))

    Un fuerte abrazo.

  4. Tremendo.

    Llevo queriendo escrbir feliz mucho tiempo, no lo consigo, no termina de salirme. Las palabras se van torciendo unas a otras. Se me cuela al menos una lejana tristeza.

    Tu escrito es un ejemplo.

    Enhorabuena, por la felicidad, por saber decirla tan bien.

  5. Pues ojalá te dure
    Yo, por desgracia, no creo en ello

  6. Un orgasmo es dejarse el pellejo, es dejarse algo de vida, un buen desayuno es lo mejor, sin duda para reponerse. Una vez leí lo que suponía de desgaste físico para una mejor el alcanzar tan placentero estado, y las míticas multiorgásmicas no te digo na. Eso decían. En los hombres el desgaste no es tanto, es más tiene efecto revitalizador. Agusto te quedas desde luego.

    Ya lo decía La Trinca, polvo somos y polvo seremos y al regresamos siempre que podemos.

    Saludos
    Antonio

  7. un texto muy muy apasionado y subyugante… vaya, parece que coincidimos tú y yo hoy con el tema del texto… porque mi post de hoy va de lo mismo… :-))

    bicos,
    Aldabra

  8. Felicidades Mala!
    Estas viva!… conozco esa sensanción… un consejo… grábala bien!
    Bs y Saludos chopiteros!

  9. Belén dice:

    Y me llamas a mi dulce?

    Joder, y esto que es?

    El mejor post que has hecho por ahora y para mi gusto… sin mas 🙂

    Besicos

  10. Los franceses lo llaman la petite mort…¿casualidad?

    Fantástico.

  11. Contigo yo me muero… leerte es todo un placer para los sentidos.

  12. No me dejaba escribir. Es lo más bonito que he leido en mucho tiempo. Voy a plagiarlo… ya lo verás. Un megabeso

  13. Bufff… que fuerza y cuanto desangre por favor!!

  14. Me encanta tu desayuno…

    Un beso Mala

  15. Dices que crees que lo haces “porque creo que en ti”. Ahí está clave. Cuando crees en algo, te dejas llevar, te relajas, disfrutas, te mueres de tanto vivir… Que siempre exista algo en lo que creer y en lo que dejarse morir. Y como dices en otro post: que siempre le pongamos a la vida algún nombre, aunque nos de miedo.
    Es un placer leerte.

  16. muy curioso que la glorificación del placer en el amor te remita a la muerte… aunque tengo el diván en casa, así que me dejaré de choradas psicoanalíticas baratas y me dedicaré a releérte degustando las letritas una a una

  17. Me ha encantado! 🙂

  18. Me he encontrado tu blog de casualidad. Casualidades de esas que son agradecidas cuando simplemente se busca curiosear por las redes blogueras y de donde un enlace te lleva a otro enlace y otra vez más si hace falta hasta que uno que pone “la mala de la película” te hace hacer click y ves esto. Grata sorpresa si señora!

  19. No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien, nada tiene de raro, porque nacer es una alegría q duele. PEQUEÑA MUERTE, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta, y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. PEQUEÑA MUERTE la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

    Eduardo Galeano

    El libro de los abrazos

    Al leerte me has recordado a este texto…

    Un besitooo

  20. […] tu apetito con caricias. Porque vuelvo a tener hambre, deseando cenarte otra vez, para despertar y dejarme morir en el desayuno. Poder cenar de tu corazón, calmando así el estomago de mi […]

  21. La realidad a la que te eleva sus besos, es el único lugar donde no acceden las dudas, ni los miedos. Felicidades por poseer tales sentimientos.
    Un saludo

  22. estado transitorio del que uno no quiere nunca transitar para salir…aprovecha!
    Saludos chopiteros!

  23. …and where do you have breackfast???

  24. Y tu… ¿cuando vuelves? 😉

  25. Y ahora es cuando me cuentas dónde narices te has metido… 🙁

  26. ayyyyyy

  27. La última operación a corazón abierto se está prolongando ya demasiado…

    Todos sabemos que la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Es evidente que alguien tuvo que convertirse en árbol, para ser más tarde el poema que desayunas. Mucho más mágica es esa amalgaba infinita de casualidades que hizo que puedas merendar y cenar orgasmos y descansar en continuas muertes dulces, pero…

    ¿Dónde queda nuestra alimentación? ¿tus escritos?

  28. magnifico desayuno, zumo, beatles y una sonrisa.

  29. simplemente ternura y verdad…

  30. Para leer nada más levantarse y nada más acostarse. Empezar y acabar el día con este texto. ¡Qué gran consuelo!

  31. Creo que mi dietista no tiene ni idea… mejor me paso a tú fórmula.. :-)))

    Lo siento..pero tengo que decirlo.. como me gusta leerte.. y lo qué cuentas… joia..!!!
    🙂

    Un abrazo lleno de montañas…. de esos que hacen tambalear a uno…
    (te echaba de menos.. )

  32. Hace bastante un amigo mío me pasó la dirección de tu blog diciéndome que me encantaría… no se equivocó. Desde entonces he ido explorándolo y, al menos de lo que he leído, éste es el texto que más me gusta (aunque me lo has puesto difícil! jeje).
    Enhorabuena por tus textos, te aseguro que llegan adentro y no se termina una de empachar nunca 😉

    Saludos Mala!!

Deja un comentario

Ver más microrelatos