La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

28 de Enero de 2008 - Aire

Impulse

Tú escribes sobre hojas secas y todo eso. Y yo me siento imbécil, como cuando esperas una respuesta, como cuando esperas sola durante largas horas en una parada de autobús. Que nunca llega. ¿Tú qué harías con 800.000 millones de pesetas? Yo escaparía, haría tantas cosas… Pues yo me moriría del miedo. Y me mira un reojo y encoge mi vista. Parece que tienes cinco años. Nunca me sentí como para marcar el paso, y no sé si eso es bueno o malo, pero es así. Me subo a cualquier par de zapatos un poco usados que no vayan muy deprisa, y viajo, y me entretengo oliendo las flores a pesar de no llevar el pelo largo, ni un largo vestido blanco. Y escribo, sobre hojas secas, sí. Tengo suerte, eso es todo. Todo está ante mis ojos y el que va por delante de todo, se pierde todo lo demás. Desidia no, sólo me gusta oler rastros y moverme sin que nadie me mire demasiado, como un ratón. De cinco años.

Ascienden desde mis tobillos hasta mis pestañas, por mis venas en silencio, los límites, los puntos, las puertas. Las miradas de reojo, las hojas secas. Yo las conduzco a veces, infinitas, bombean mi sangre, la vuelven dura y negra. Como aquella línea que se dibuja en el horizonte. Fea, muy fea. Me pone triste, de piernas torpes, de lengua seca, de puños que se sangran las palmas y se aprietan. El dedo que señala y llena de miedo el infinito. Que nunca llega.

Impúlseme usted.

13 comentarios para “Impulse”

  1. Pues yo tengo muy claro lo que haría con ese dinero…
    Empezaría a viajar y ya no pararía más…

    Un besito

  2. papisounds dice:

    800.000 millones de pesetas? que haria? por dios! pues vivir la vida!, disfrutarla y seguro que nos veriamos… yo no desapareceria como dice que haría otra gente, toda la gente que me interesa lo disfrutaria conmigo… asin de mono soy… jejeje

    Salutti per tutti

  3. y viajaria hasta cansarme…
    hasta acumular demasiados recuerdos, paisajes, momentos, días tardes y noches…
    y seguiria leyendoos, y acordandome de palabras que ya son vuestras porque las empleais de la manera mas bonita y dulce que puede existir

    y viajaria hasta cansarme…

    besitos mala!

  4. No sé tú, pero yo prefiero a los viejecillos que siguen sintiendo y preguntándose y sonriendo y asombrándose de la vida como un niño de cinco años. Cualquier cosa antes que esos tipos cogh, cogh, con planes de pensiones y planes de empresa y planes de carrera y un maletín lleno de respuestas (vacías) para casi todo.

    Y, por si te sientes rara, para mí demasiado dinero tampoco es una respuesta. De hecho barrunto que quizá sea sólo otra fuente que no pare de manar preguntas.

    impulso, si así lo pides…

    (aunque esté convencido de que no te hace ni pizca de falta ;))

  5. Ay malita, nunca juego así que nunca pienso en que podría hace con ese dinero…pienso mucho más en lo que tengo que hacer ya, ahora, con mi tiempo de hoy, el de ayer o el de mañana no me preocupan.

    ¿Y sabe una cosa? ¡Sí que vas vestida de blanco y con el pelo largo! ¡Siempre vas así vestida! Porque eres linda, ya tá. 🙂

    Gracias por seguir pasándote por mi casita. Y estoy de acuerdo con Isilrod, no te hace falta ni una pizca de impulso. Eres perfecta, siendo tu misma.

    Un beso grande.

  6. Ningún problema: despliega apenas las velas que te impulsaremos a base de letra gastada, curiosidad insaciable e infinito cariño por esas líneas que escribes…

    ssssssssssshhhhhhhhhhhhhhhh

  7. Llega, seguro que llega. Sin impulsos.

    Besos.

  8. ·nt· dice:

    escribe hojas secas… y luego bits… traduce tus pensamientos al castellano… pero no dejes de tener 5 años > a esa edad el dinero no importa

  9. Mmmmm ya podrías repartir el dinero :P, una cosa es verdad, si corres hacia la meta para ser el primero, te pierdes lo que hay a los lados.

    Un beso reina.

  10. Si quieres impulso, yo puedo darte algo. La inercia de lo que escribes ayuda bastante.

    Ay ay, el vestido puede ser del color que tú quieras.

    Besos.

  11. da igual lo que hagas con ése dinero, si estás eclipsada no sabrás en qué gastarlo, si no lo estás seguramente se vaya a cosas básicas: pagar las deudas familiares, hacer un viaje… buscarte un puto y cuando te quieras dar cuenta, sigues siendo la misma hormiga miserable solo que saturada de sexo satisfecho y deseosa de vivir experiencias extremas, aquellas que te perdiste por estar en la habitacion del hotel follando en vez de ir con la ruta turistica al tibet.

    Besos y delirios

  12. Pues ha salido un libro de cuentos eróticos de chicas que promete mucho, Lucia Etxebarria está metiendo extractos en su blog. Se llama LO QUE LOS HOMBRES NO SABEN

  13. Qué fantástica coincidencia. No andaba buscando 800.000 millones por google, ni una mala de ninguna película; No soñaba con encontrar a una niña de cinco años, con el pelo largo y un vestido blanco; no sabía que una familia podía regalar tantas líneas hermosas.

    Y de pronto, sin más, me viene a la mente, como tantas frases que suenan en el silencio cuando uno no las busca, “puedo prometer y prometo”. Lo teclo en google y éste me lleva de viaje a la España de los 50, a un niño mágico que no termina de recordar la anécdota del chiste que contó, pero que lo narra de una forma tan única, que podría ser un cuento que se convirtiera en un corto.

    La magia: Seguir leyendo los comentarios, que me han presentado a su hermano e intuyo que a la que en estos momentos leo, que ha de ser su sobrina.

    Un besazo,

    ale

Deja un comentario

Ver más microrelatos