La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

15 de Enero de 2008 - Aire

Monstruos

¿Pero tú sigues soñando con monstruos?
Sí, claro ¿tú no?
Los monstruos no existen, eso es de niños pequeños

Me llevé un tiempo tratando de encontrar la inspiración en otras cosas, arrancando de raíz algunas flores bonitas, como hacía ella, y apretando la garganta de aquel pobre pájaro que se posaba sobre mi ventana cada mañana. Así que al final fui a que me cortaran el pelo, y decidieron cambiar el flequillo de dirección. Me gustaba, quizá si tapaba mi ojo izquierdo cubriera también mi lado izquierdo del cerebro, ya saben, el lado verbal. Efectivamente pasé dos días y medio con la lengua gruesa y pesada, sin ganas de decir nada, sin ganas de decírselo todo ¡era genial! Pensaba que así quizá no volvería a soñar con monstruos. Hasta que rocé de nuevo la piel de mi monstruo favorito, el devorador de silencios, el de ojos blandos y manos duras. Como no podía ser de otra manera, me desperté con el flequillo en su sitio de siempre ¡voilá!

Y sí, seguía y sigo sin encontrar la inspiración serena y armoniosa, seguía y sigo sin encontrar esa frase que resuma toda la vida. Pero sigo alimentando cada noche a mi monstruo, soñando que nunca se saciará de mis verbos, ni tan si quiera de mi verborrea y se comerá cada palabra y serán sus venas dulces hasta explotar, y dejará caer algún que otro pedazo de su boca, alguna sílaba, quizá un sí, quizá un quiero, quizá un siempre, quizá un quizá. Sí, mi lado derecho del cerebro flanqueado por un flequillo sólo apartado por sus dedos. Mi lado derecho del cerebro, el que sólo sueña y mira y juega, sueña con un monstruo, mira a un monstruo, juega con un monstruo. Es un monstruo de verdad, porque los niños son los que mejor se mienten a sí mismos, porque dicen que cuando te dejas de mentir es cuando más te acercas a la muerte. Y yo no quiero resumir mi vida, no aún. Yo sueño con monstruos.

23 comentarios para “Monstruos”

  1. Los monstruos son de verdad, que yo los he visto :P. Y el que no tenga miedo es porque es un poco inconsciente…

    Sigue soñando con monstruos. Aunque sólo sea porque es de niños pequeños ;).

    Un beso

  2. Hola! ahora llevaba muy poco tiempo sin comentarte pero siempre leyendote… pero lo que has escrito esta vez me ha encantado!

    Especialmente el último párrafo, empezando con “esa frase que resuma toda la vida”, lo he leido en voz alta y he contenido la respiración hasta acabarlo, subiendo de tono y … me ha encantado!

    Muchos saludos!!

  3. miguel dice:

    añoro ser tu monstro favorito… 🙁

    te quiero mi dulce niña

  4. Mira si son de verdad, que en la puerta de la habitación de mi niño hemos puesto un dibujo que dice: “Prohibido Monstruos”
    Al menos evitamos que pasen de ahí.
    El resto que haga con sus monstruos lo que quiera.

    Besos.

  5. A ver si me prestas alguno de tus monstruos, los míos son de un pesado y aburrido…

  6. ¿Quién dijo que los monstruos son malos?, a mi me parecen mucho peor las personas…

  7. Pues venga, voy a hacer como tú, tirar la piedra y esconder la mano :p

    Yo tampoco te creo. Todos los monstruos del mundo viven debajo de mi cama.

  8. querida, el peluquero tendrá unos voluntades. tu pelo, parece que otras.

    un beso malo malísimo.

  9. Los flequillos, por mucho que quieras, tienen sus propias coordenadas…. un consejo… dejalo a su aire!
    Y a los monstruos, dales galletas, me dijeron hace tiempo que les gustan!
    Un beso, malisima, de tu “guia montañera” 🙂

  10. Tú si que eres un monstruo!

  11. Hace bastantes años que rara vez recuerdo mis sueños. Necesito un despertador demasiado potente como para tener un momento de duermevela a mitad de camino entre el sueño y la realidad. A veces, cuando me despierto me miro y los intuyo, pero no los recuerdo.

    En cualquier caso si, como dice la RAE, un mosntruo es una “producción contra el orden regular de la naturaleza”, conozco a varios. Con algunos incluso he trabajado.

  12. Yo a los míos no les llamo monstruos, sino demonios, y reconozco que de tanto tratarnos nos hemos tomado demasiadas confianzas.

    ¿Sabes porqué me gusta tanto leerte? Es sencillo. Coges la realidad gris y la coloreas a golpes de sentimiento y talento. Metáforas como la del flequillo y tu cerebro, hacen que sienta respeto por ti.

    Sigues luchando, eso es bueno, así ha de ser, la lucha es una forma de crecer, y la inspiración puedo asegurarte que no te abandona. Eres un gusano de seda transformándose en mariposa, o un camaleón jugando con la luz del sol y el color de las hojas.

    Sigue escribiendo, sigue, sigue,sigue, hasta que olvides que estás escribiendo…

    Un beso enorme. ¿Viste que charlas? 🙂

  13. ¡Eres afortunada!
    La equívoca pregunta inicial no me dejó una lectura emocional, algo se me escapaba. Me he dado cuenta, eres afortunada.
    Tú todavía sueñas.
    Eso, independientemente de con qué o quién , es el camino. Pobre de los que vivimos, y no soñamos.
    besos lectores

  14. El monstruo te robará los verbos, pero no tus pensamientos.
    Ni tus sentimientos.
    un beso

  15. ufffff…. qué cabrona…. ejem….

    Morir, dormir… tal vez soñar…
    (que decía Hamlet)

    O como Pessoa (ya sabrás):
    No soy nada.
    Nunca seré nada.
    No puedo querer ser nada.
    Aparte eso, tengo en mí todos los sueños del mundo.

    Enviando Auuuuuuusss monstruosos.

  16. Hola!
    Si que existen, sí y creo que tenemos al mismo monstruo en común: el devorador de silencios.
    Posiblemente sea lo que parece, dos personalidades que habitan en nuestro interior: la izquierda, verbal, analítica y dominante y la derecha, artística, muda y misteriosa. La izquierda haciendo cosas que la derecha deplora, ya que ella comprende antes… pero es muda. Seguramente la derecha es superior, percibe, siente, piensa…pero no podemos comunicarnos con ella. Así que la una sin la otra no son nada (al menos para mí). Por eso haces bien en alimentar a tú monstruo, porque lo mismo si hay inspiración serena y armoniosa, pero para qué encontrar la frase que resuma toda la vida…si igual es cuando dejamos de mentirnos y es que nos estamos acercando a la muerte.

    Genial!!!! Me ha encantado leerte. Te enlazo para no perderte.

    Besos.

  17. adiskide dice:

    Sueños con serpientes..que decía la trova.

  18. Los monstruos somos nosotros.

  19. ·nt· dice:

    se puede dejar de mentir sin morir
    sweet monstruos

  20. Enhorabuena por tu post, ME HA ENCANTADO!!!

  21. la mención de pluskys me intrigó, he venido a buscar tus monstruos. quizá nunca aparezcan, yo sigo buscando los míos!

  22. elphaba dice:

    llevo mucho tiempo leyéndote y nunca hasta ahora t había dejado un comentario.Eres valiente al escribir aquí, kizás te parezca una idiotez, pero muchos desterramos nuestros pensamientos a un cuadernos, dejando q poco a poco se cubran d polvo,lo hacemos kizás porque nos da pereza exponerlos públicamente o kizás xq creemos q no tenemos nada q contar,tu los muestras y permites así q muchos se sientan identificados contigo, heridos, motivados,inspirados…ya haces más q la mayoría, sin tu grano d arena el desierto estaría incompleto

  23. Yo he probado de gritarles… parece que se asustan un poco, pobrecillos, pero al ver que no soy tan fiera como me pintan vuelven… y cogen carrerilla, los muy…. 🙂
    “Cuideseme”, mala…

Deja un comentario

Ver más microrelatos