La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

8 de Enero de 2008 - Aire

Enero

Tengo enero, un año, un tiempo, entero. Tengo un montón de abrigos encima aún por quitar. Una rosa de pétalos secos a la que debería dejar irse volando, o colgar ya de una vez, en algún portaretratos viejo con un par de caras sonrientes. Muchos marcharse y aguantar, quedarse y aguantar. Frases que de dentro a fuera alivian, pero ah no, no vacían y que de fuera a adentro se echan más que de menos. A pesar de todo, tampoco hubo algo demasiado triste, y sí por mi parte florituras en exceso. Un año más y sigo enfadándome si no me dan la razón, un año más y sigo sintiendo necesario tanto calor. Un año más grande se ve que me hace un año más pequeña. Mi abuelo dice que he encogido, y creo que no le falta razón. Soy de las que piensa que 0 es la mitad de 8.

Se me había olvidado el olor del sol de Enero. Y no recordaba lo fácil que resulta perderse si llevas a alguien de la mano. Se me había olvidado la belleza de los caminos comunes y escuchar el pulso de alguien directo de tu oído a su corazón. Y taparle la naríz y hacerle el boca o boca al sapo de algún charco. Se me había olvidado que es la alegría, única y exclusivamente, la que se lleva los miedos. Y lo bonitas que son las conversaciones nada más despertar, con los ojos aún cerrados a la vida. Trazando planes que nunca se cumplirán, trenzando pensamientos que son por ahora mentiras, pero tomando tu mano en enero, nada más.

15 comentarios para “Enero”

  1. Hay gente capaz de formar una montaña a partir de su propia figura abrazada.

    Y frente a estos hay que quieren, que necesitan otra mitad. Y no una mitad cualquiera. No una coartada contra el frío invierno, no más amagos de pre-soledad.

    Si te sirve de algo, me parece que no eres el único integrante del equipo rojo ;).

  2. Mala,

    hace días que te leo… admiro tu forma de escribir, fantásticas metáforas que ayudan a soñar despierto y a despertar en cada uno de tus compases. Gracias por dejarnos leerte.

    Me quedo con “se me había olvidado la belleza de los caminos comunes y escuchar el pulso de alguien directo de tu oído a su corazón”.

    Un beso de una no tan mala… aunque en porceso de conversión! 🙂

  3. Feliz año, Mala. Me alegra comprobar que no hayas perdido las buenas maneras. Y no sólo el sol en enero, el sol de invierno en Madrid es especial. Por cierto, 0 es la mitad de 10.

    Saludos

  4. Precioso Enero el tuyo.

    Pd: Nena, eso de hacerle el boca a boca a un sapo, por muy metafórico que sea, me ha dado un repelucooo.

  5. Yo también había olvidado la sensación de esperar sentado a que pase algún cometa o a que baje un platillo volante 😉

    Si lo has logrado recordar, a parte de envidiarte, te admiro aún más.

    Besos.

  6. 🙂 Estoy segura de que todos cuando no nos dan la razón nos enfadamos…¡no te fíes de quien te diga lo contrario! No me gusta que seas tan dura contigo, los demás ya se encargan con serlo con uno mismo, como para ir tirando piedras a nuestro tejado, y no digo que te conviertas en un “monstruillo”, pero algo de benevolencia respecto a nosotras mismas,no nos viene mal. ¿no crees? 🙂

    Y no puedes haber encogido, tu corazón sigue creciendo día a día, y tus sentimientos –quizá– se hayan algo confusos por aquello de cambiar de año…pero tus “pensamientos” tienen que saber que eres GRANDE, pequeña.

    Y por lo demás…pues que gracias por escribirnos estas letras, por compartir tu universo… y vive el Sol de Enero al día.

    Un beso grande, malita.

  7. Y con tanto abrigo, cebollita mía, pareces una mujerona. Eres una mujerona.

  8. Feliz año Mala! precioso tu mes de enero, me ha encantado. Tus post siempre me dejan con ganas de más.
    Preciosa la última frase!
    Feliz año!!

  9. Precioso tia, me has dado una buena lectura en un momento chungo de aburrimiento en el curro.

  10. Con tus palabras haces que enero sea todavía más llevadero de lo que me esta resultando…

    Un beso guapa

  11. MUERTE EN EL OLVIDO

    Yo sé que existo
    porque tú me imaginas.
    Soy alto porque tú me crees
    alto, y limpio porque tú me miras
    con buenos ojos,
    con mirada limpia.
    Tu pensamiento me hace
    inteligente, y en tu sencilla
    ternura, yo soy también sencillo
    y bondadoso.

    Pero si tú me olvidas
    quedaré muerto sin que nadie
    lo sepa. Verán viva
    mi carne, pero será otro hombre
    -oscuro, torpe, malo- el que la habita…

    Ángel González (1925 – 2008)

    (Ángel González ha muerto.
    Lean hoy un poema suyo como homenaje,
    Abran una antología o busquen por internet.
    Así Ángel existirá siempre)

  12. Mala:

    “No he sabido nada de ti en 4 dias… Te he echado de menos cada minuto… Te odio”

    DESEO, PELIGRO.
    Ang Lee. 2007

  13. Desde que mis padres decidieron sustiuir a los tres reyes por el gordo vestido de rojo, mi enero no tiene demasiado sentido. Gracias por darle un poco de color.

  14. Se te habían olvidado, pero hay están de nuevo recordándote lo sublime de la vida en un simple amanecer.
    Un saludo y espero que puedas visitarme

  15. […] [La mala de la pelicula – Enero] […]

Deja un comentario

Ver más microrelatos