La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

3 de Diciembre de 2007 - Aire

Everything Is Illuminated

He soñado muchas veces con volver a ese lugar. Era un campo inmenso repleto de girasoles que iban a merced del aire fresco, y de la voz de mi abuelo, que volaba rozando mis mejillas. Recuerdo las sábanas blancas de jabón, también inmensas, bailando al son de mi abuela, tan pequeñita… Y me recuerdo a mí, comiendo garbanzos verdes de la mata y con las rodillas llenas de arañazos costras y moratones. Y el betadine por los muslos en forma de caras sonrientes.

Me tumbaba allí, encima de todas las hormigas y bichitos, y mis costillas asomaban hacia el cielo casi tanto como ahora. Mi cabeza, en mi cabeza se posó una vez una mariposa, y se escuchaban los grillos aunque fuera plena luz del día. Desde allí inspiraba fuerte hasta inflar mi barriga como una montaña de las que veía en el blando horizonte. Y expulsaba todo, el aire suave, las entrañas suaves, los miedos suaves, la temperatura suave, flotaba y se volvía sólo puro ambiente. Y volvía a respirar. Qué genial.

Nunca he sentido tanta envidia como la siento de mi misma. Me encantan las personas de manos grandes, ojos grandes, gafas de ver grandes. Suelen ser de ideas grandes. Y también los pelirrojos. Deseo inflar la barriga y no volver a expulsar formas duras, pequeñas y que se me devuelven aplastadas por el dedo afilado y feo de ahí encima. Deseo no estar más a medio camino, con fuerza media, ideas que se hacen sandwich entre lo de arriba y lo de abajo. Y volver a ser sólo puro ambiente. Y volver a respirar.

16 comentarios para “Everything Is Illuminated”

  1. Me encanta leerte.

    De pequeña también solía correr por campos de girasoles…
    evocas tiempos pasados llenos de inocencia…

    Un besito

  2. Siempre estamos a medio camino de todo y al fina l de nada. Sólo hay un final para todo…

    Mis recuerdos del campo son las lagartijas, los escorpiones, las culebras,… Gracias por haberme llevado tan lejos, cuando estaba tan cerca.

    Dulces sueños.

  3. me encantó “todo está iluminado”. aun así, te recomiendo más aun “tan fuerte tan cerca” la segunda novela de jonathan safran foer, que también se puede aplicar a cualquiera de tus posts.

    besos malos malísimos.

  4. Qué grandes son los abuelos, joder. Qué grandes…

  5. jørge dice:

    desde las provincias…
    que marrones se han vuelto tus recuerdos…era mercromina (o como se escriba) jajaja, y que sepas que “te se” sigue leyendo guapa!
    estas sembrada ultimamente, sigue asi!, con la ultima palabra en la boca, porque nos dejas sin aliento

  6. Hay recuerdos que se graban en la memoría como
    tatuajes en la piel. Y que nos hacen sentir enormemente felices con tan solo pensar un poquito en ellos.
    un beso

  7. Tengo recuerdos prácticamente idénticos a los tuyos, cambiando los garbanzos de la manta por un balón medio roto y a mi abuelo (al que nunca llegué a conocer pese a fantasear con ello en las tardes eternas de agosto junto a mi abuela) por un paisaje castellano amarillento, salpicado por todas partes de jaras y encinas, bajo un cielo enorme.

    Y como tú, mataría por volver…

  8. Hola Mala, es la primera vez que te visito y es un placer bucear por aquí. A mí tampoco me gusta estar a medio camino, trato de decantarme, de mojarme, de involucrarme. Pero qué ocurre cuando tus deciones influyen a otros, cuando arrastras contigo. Cuando ser uno mismo es complicado, por no herir. Cómo ser consecuente sin joderle a nadie…

  9. Bonita colección de recuerdos. Yo solía pasar largos meses de verano a las afueras de Valladolid, merendando guisantes y tomates recién cogidos de la huerta. Ya no hay huerta ni abuelos. Valladolid sigue, pero la casa familiar la van a expropiar para ampliar una carretera.

  10. Gracias por el comentario…

    ¿Tanto se parece a otra historia?
    Espero que la tuya acabe mejor que esta, porque yo no le veo buen final a la mia…

    Un besito

  11. adiskide dice:

    Creo que tengo una cosina para vos.

  12. Llevo ya varios días visitando el blog y leyéndote, y cada vez me gusta más…
    Espero seguir viniendo por aquí mucho tiempo, así que un saludo y ya quedo presentado.

  13. Acabo de descubrir tu blog,y veo que tenes un estilo muy tuyo de escribir, no sé me gusta como escribis, saludos!.

  14. Uy nena! que me veía yo misma corriendo por esos campos de girasoles… Gracias.

  15. Dicen que los opuestos dan nacimiento a las cosas.
    Y que las ausencias generan la aparición de los faltantes.

    Así son los pequeños los que generan las mas grandes cosas.

    Pero no de tamaño, si no de existencia.

    Así podemos ver a los niños, con la mirada de Antoine de Saint-Exupéry, y comprender esta postura platonica de la apología de socrates.

  16. En la mayoría de las ocasiones nos quedamos a medias. No es que sea un error, y tampoco es que seamos irresponsables, o porque no tengamos tiempo ni oportunidades de acabar lo que habíamos empezado con o sin ilusión.
    La vida es así… a veces te rgala tardes hermosas de campos poblados por girasoles felices, y otras veces te regala esos pensamientos que te empujan a pensar en el “por qué no lo conseguiste”, por qué todavía nos encontramos en el mismo punto.

    SIGO LEYÉNDOTE.

    Besitos enormes enormes enormes enormes

Deja un comentario

Ver más microrelatos