La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

Tus cartas, tus pequeños detalles consiguieron despertarme de este otoño que era demasiado cálido para mis huesos, quemados ya de tanto sol. Necesitaba una lluvia que me regara, que me llegara, que me limpiara. Dejando colgados los paisajes y las piezas del puzzle que me hicieron mantenerme en pie.

Mientras escribo te recuerdo, te imagino. Allí parado en el centro comercial, viendo cómo la figura errante de un nuevo héroe muy rubio, (cualquier basurero municipal), rescata las piezas que un día dejaron de ser útiles para el puzzle de alguien. Las piezas que un día cayeron al suelo o fueron tiradas por no dar respuestas, por no ser de utilidad ya. Y recuerdo también cuando era pequeña y corría muy muy muy deprisa. Ocurría que al intentar frenar de golpe, mis piernas y mi impulso no obedecían las ordenes de mi cerebro, y aún mi cuerpo corría unos cuantos metros más sin mi permiso. Y entonces lo miro a él…

Como dice mi hermano, hacerse mayor es dejar de hacer cosas nuevas. Y observo a mi sobrino, una vez más su paciencia consigo mismo es tan inquietante. Se pasa mucho tiempo solo, aunque esté rodeado de todos nosotros, aunque esté rodeado de muchos más niños, él está solo, metido en su pequeño mundo en el que no deja de hacer cosas, y al que le dedica toda su atención plena y absoluta. Se hace preguntas, sí, millones, y no tiene miedo a ir respondiéndolas a su debido tiempo, sin correr, sin vacilar. Pero es libre hasta para darse los años correspondientes en contestarse, porque él realmente ama la vida y amar es dar libertad. Y a veces nos mira y nos dedica todo ese tiempo y toda esa atención, pero no a todos y no siempre. Selecciona tanto que asusta. Por eso me parece tan increíble cuando la elegida soy yo, y sólo yo. Y me siento hoy tan paciente conmigo misma, que hasta mi cuerpo parece pesar lo mismo que cuando tenía dos añitos. Un saco de huesos lleno de sueños y una mirada tranquila y reluciente al infinito, que se pregunta… Y se concede libertad.

16 comentarios para “Más pequeñas anotaciones sobre el superhombre”

  1. Ay… es que los niños son pequeños, pero no tontos reina ;), ojalá existiera un mundo sin horarios donde pudiéramos darnos rienda suelta a nosotros mismos.

    Un beso reina.

  2. Estas lluvias nos hacen recordar y sentir distinto, comprobado.Cuando mi hermano pequeño me elige a mí es muy especial.

    Besitos.

  3. Esta mañana escuchaba una entrevista en la radio en la que se decía que los niños ríen una media de 200 veces al día, mientras que los adultos lo hacen sólo quince. No sé, yo casi nunca río tanto.

    En cualquier caso, parece ser que se debe a que perdemos la capacidad de sorprendernos a medida que nos hacemos mayores. Una lástima.

    Lo que no contaban en la entrevista es que los niños también deben de llorar una media de 200 veces al día. Los mayores, en cambio, apenas lloramos. La diferencia es que los niños casi siempre lloran por tonterías y nosotros no somos capaces de derramar una lágrima por cosas muy serias. Otra lástima.

  4. Queremos sentirnos bien, únicamente, sentirnos que somos importantes, al menos para alguien, una única persona.
    Queremos que ese pequeño o pequeña nos transmita su curiosidad, y nos contagie sus ganas de vivir , llorar, y reír.
    Yo hago las tres cosas al mismo tiempo.
    Y también sé llorar y reír al mismo tiempo.
    Pero ya no mantenemos la misma curiosidad como bien dice Ángel…es una pena, pero todo cambia.

    Pero de repente, en un cierto minuto de una cierta mañana de un cierto día, un niño o una niña es capaz de hacernos sonreír con tan solo mirarnos y cobijar su mano entre la nuestra. Y entonces todo vuelve a cambiar. Y el día mejora, y se vuelve bonito.

    Un besito fuerte Diana!!

  5. Los niños tienen el gran don de “la inocencia”, que les da el mágico poder de sentir mas alto la voz de los corazones que les rodean, y también el de sentir a través del aire los abrazos de miradas sinceras y amorosas. Por eso se acercan fielmente a aquellos que les proporcionan esa cuna donde descansar. Una vez que se acaba la infancia, aparecen las desconfianzas en el ser humano, y cuando te da por buscar en los bolsillos… ya nos han robado esa inocencia.

  6. Hay días en los que yo también busco ese lado infantil que sé a ciencia cierta que todos tenemos. Y este texto me va a servir para buscar más profundo. Me da mucho miedo no encontrarlo, pero creo que más dejar de buscar. ¡Gracias por recordarmelo!

  7. Ese niño se parece a su tía…

  8. Por fin ha aparecido la lluvia.Esa lluvia, en mi tierra es arte.Ahora me he ubicado ,me he encontrado al igual que todos los demás animales que pueblan este cosmo de mi Ciudad.Comparto contigo la necesidad de limpieza espiritual. Por lo que respecta a los nenes, son la alegría de mi vida.
    Besos infantiles.

  9. MUY bonito! me encanto, mala… :), hoy si llevaba un tiempo sin visitarte, he estado un poco ocupado ¬¬
    Pero he regresado para encontrarme esto, que me ha tocado el corazón pues al igual que tu tengo un sobrinito, y no es que me haya recordado a él, porque es precisamente esa maravilla de los niños que tienen una autenticidad y una libertad increible que los hace únicos.
    Muchos saludos! 🙂

  10. Muy bonito, niña…
    que pocas preocupaciones teníamos cuando éramos niños…jugar con los amigos, cualquier cosa nos entretenía…

    Pura inocencia…

    Un besito

  11. ¿Hay alguna manera de regresión a la infancia?
    Yo si fuera tu sobrino también te haría muchas preguntas, porque sé que no me mentirías en tus respuestas.
    un achuchón

  12. Entonces… sigo siendo un niño!!! Me encanta (tono italiano de Piero), hoy ya me he reído unas cuantas veces.

    Besitos!!!

  13. Me encanta leerte.

  14. “…porque él realmente ama la vida y amar es dar libertad…”, me encantó eso…, tienes tanta razón! 🙂

    Un placer, como siempre, señorita Mala. Y un besazo para tu otoño y para tus ojos.

    KissX

  15. adiskide dice:

    que decir ya…

    Por ejemplo
    Te vienes a Estocolmo?

  16. MiniDiego es libre, pero tú tambien. Esto sólo puede ser escrito por alguien grande y libre y tierno.

Deja un comentario

Ver más microrelatos