La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

21 de Octubre de 2007 - Aire

Adiós a la ventana

Era ya tarde cuando el otoño me avisó de que lo que me hacía mantener la mirada constante en aquel horizonte, no eran mis principios, sino mi tozudez. Cualquier piedrecita me ha bastado siempre para confiar en la humanidad. Cualquier eco me parecía una declaración de amor del humo de un avión en el cielo.

Era tarde cuando me percaté de la cantidad de energía y vitalidad focalizada en la misma ventana. Pero cuando me di cuenta, también me pareció increiblemente bonito. Tantas horas apoyando mi cuerpo en el mismo lugar sin pestañear. Esperando. O mejor dicho, persiguiendo el movimiento de cada hormiga mientras hacía que esperaba. Nunca pensé que tuviera tanta fuerza para luchar por algo, sinceramente me creí mucho más cobarde.

Parecerá mentira, pero he descubierto tantas cosas mirando desde esta pequeña ventana. Cosas que me hacen más grande, más fuerte, que me inspiran, que me sirven para saber que la vida se puede vivir de verdad. Y que también la vida a veces duele, porque vivir es a veces también descubrir lo especial que puede ser una ventana para ti. Y percatarte un día, de que estés apoyada allí o no lo estés, la ventana seguirá siendo un escaparate de lo increíble, y tú, tan sólo una espectadora sonriente que cuelga sus pies de ella. (Aunque a veces haya sentido mezclarme con el horizonte. Es sólo imaginación y tozudez)

Lo mejor es ver tu reflejo un día desde una cuchara plateada, y darte cuenta de que la sonrisa mal colocada que llevas puesta desde hace meses es preciosa. Y de que detrás de tu figura hay algo más. Y sentir que das la vuelta despacito, con miedo a que duela ver lo que hay detrás, y descubrir que hay un montón de puertas por abrir. Que la daga que sentías tener por dentro, que duraba desde tus pies hasta tu boca, y que cuando te movías dolía, va dejando de doler a medida que te levantas y caminas. Y sí, sabes que esperar y perseguir no ha servido para pertenecer al paisaje de aquella ventana tan especial para ti. Pero le lanzas un beso eterno, porque sin querer ha conseguido que tú seas especial para ti.

6 comentarios para “Adiós a la ventana”

  1. y leer este tipo de palabras me hace pensar que de nada sirve no mirarte a ti misma y abandonarte, como si el resto de las cosas no importaran. Es triste no ver las cosas que veias antes cuando ahora te asomas a la ventana, pero a veces cuando esas cosas han decidido salir de tu vida, luchas con cualquier fuerza que te ha quedado, por eso mismo, por permanecer o no en la ventana y seguir observando lo que te queda; y lo que te queda por vivir…

    gracias por tus palabras
    han sido mi mejor desayuno, mala

    Buenos dias..

  2. Los ecos a menudo afirmo son declaraciones de amor, aun estas siendo tan fragiles en ocasiones, tan frágiles e inseguras son con frecuencia las vidas.Yo también persiguo cuando aparentemente espero,y lo prefiero, como motivo una cita : “espero tanto que cuando decidió buscar … ya no le quedo tiempo”¿no os habéis arrepentido nunca por no arriesgar?
    Endulzas aquello de lo que tratas con tal simplicidad y diría inocente intención, que a estas alturas nadie de los que te leemos y observamos pondrá en duda que posees una facilidad para brillar con luz propia asombrosa y un estilo propio inusual.
    Por mi parte recibo al vuelo parte de ese beso eterno y me siento de lo mas feliz , quien no lo desearía…

  3. Leer estas cosas así por la mañana con todo el sueño del mundo es mejor que cualquier colacao 😉

  4. Es horrible la sensacion de pensar que has perdido el tiempo. Intenta convencerte de lo contrario, seguramente siempre hayas sacado algo positivo.

    MIl besos!

  5. ¿No te sientes agradecida por ese don que has recibido con las palabras? Gracias a él transformas tu mundo, y el nuestro, en un sueño que merece la pena vivirlo, luchar por él.

    Hoy, mañana, quizá sean días mas pesados…pero vendrán otros que te harán sentir como manojo de globos de colores.

    Mala, un beso enorme.

  6. Desde mi ventana… parten cálidos abrazos en letanía hasta el horizonte lejano de tú figura.. de tú alma…

    Desde mi ventana se pueden oir ( y ver..) escenas cómo estas… tengo una silla al lado de la mía que lleva escrito tú nombre…

    http://www.youtube.com/watch?v=vPa1KG3nDmA

    Desde esta otra ventana , puedo leer y sentir la belleza y la contundencia de tus palabras… las cuales me arrastran a un universo de bellas imágenes de otoño… melancólicas y tristes… pero hermosas…

    Un abrazo de colores…

Deja un comentario

Ver más microrelatos