La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

19 de Agosto de 2007 - Aire

De vuelta

He vuelto.

Me marché en silencio. Últimamente es algo que me gusta poner en práctica. He aprendido que es mejor así. Más cobarde, eso también. Pero irte en silencio te permite volver, y quizá no contar nada. De la otra manera no sacias a nadie y menos a ti mismo, además de andar cerrando puertas. Es un ruido que no soporto. Prefiero, en general, marcharme así, aunque esta vez ha sido para transportar mi cuerpo a una isla pequeña en donde hablaban extraño. El lunes es ya el segundo día para ellos, de un lugar como ese sólo podía sacar buenas conclusiones.

Aunque vuelvo con los ojos más cubiertos que desnudos, por sueño, he tenido que encender el ordenador. Tenía una ilusión brillante e inflada (al menos así tengo justo los carrillos) por saber si me habría contestado él. Con él siento que tengo una conexión, o eso diría un niño a punto de meter los dedos en el enchufe. Los niños no llevan mochila alguna a sus espaldas, saben lo que dicen.

Las islas tienen algo, igual que los países árabes. Algo que me susurra: “Planta aquí tus raíces, al menos dos centímetros y unas cuantas líneas de tu tiempo. Empápate de lo nuestro, regala tu cara a un viento lleno de alientos sutiles e insinuantes” En las islas normalmente hablan bonito, dicen frases como “mi niña”. A mí me gusta oírlo aunque sea mentira, me recoge. Igual que leer la palabra “bonita”, me ha encogido en un abrazo. Vale que tampoco soy muy grande, de fácil recogida y con un empaquetado que dice MUY FRAGIL. Pero eso asusta muchas veces, también a los villanos, una pena. Quedan pocos atrevidos en el país del miedo y del piénsatelo. Al mismo tiempo mi empaquetado me permite que se me acerquen los niños, los ancianos, las chicas dulces, las manos suaves, las flores, los secretos, la brisa, la música y el atardecer. También a veces me quieren llevar las maletas los tios-cachas-tatuados cuando estoy en el aeropuerto. En realidad, si lo pienso, son todo ventajas.

Han sido unos días llenos de montañas marrones y rojas con cascadas verdes, de frutas tropicales y de preguntas. Muchas. Tal y como sospechaba, las montañas efectivamente no te dan la solución, pero te ofrecen una serie de preguntas llenas de caminos. No te piden nada aparte de que las sientas y, si quieres, las recorres. Me ha parecido ver mi reflejo en algún charco. Pero no me ha dado miedo, todo lo contrario.

Sigo sin comprender a quien no dice nunca “te quiero” porque las palabras se las lleva el viento, ni al que dice que para no sufrir hay que no esperar. Pero vuelvo con la cabeza llena de nuevos interrogantes y múltiples senderos. Por ahora voy de puntillas con el bocadillo envuelto en papel de plata, caminando por todo lo que veo. Verde, yo te quiero, verde. Imposible elegir, absurdo más bien.

Espero que hoy me escuches también, porque esta vez es para ti el mensaje. El equilibrio es complicadísimo, creo yo, porque ¿quién se encarga de equilibrar el equilibrio? Yo suelo caminar con pértiga, eso ayuda mucho. Por ejemplo, tener la cabeza llena de preguntas y encontrar su respuesta en mi e-mail, me hace feliz. Y camino.

Un saludo a todos y un muchas gracias por esperar

11 comentarios para “De vuelta”

  1. Qué triste me has puesto. En serio. ¿Me equivoco al pensar que tú también lo estás un poquito?

    Las conexiones con mucha electricidad pueden dejarnos helados…calcinados…Aunque mejor eso que ser un tronco hueco.

    Yo tampoco entiendo a los que nunca dicen te quiero, los tacaños no me gustan. ¡Cuidado! los manirrotos tampoco…mucho decir te quiero y poco demostrar….no, eso tampoco.

    Soy de montañas. Abruptas, pedregosas, inmensas. Me siento bien entre su grandeza, aunque me vea muy chiquita.

    Por ahora voy de puntillas con el bocadillo envuelto en papel de plata…¿Por qué de puntillas? uhmmmmm.

    Me alegro de que estés de vuelta. Sonríe un poco, por favor.

  2. adiskide dice:

    el otro dia jugando con la Wii a los juegos de equilibrio me di cuenta de que no se que es eso.

    El equilibrio es imposible-Los Piratas.

  3. Una vez comente que la vida estaba llena de personas que fueron preguntadas por lo que no desconocían y otras que lo fueron por lo que no conocían , personas …
    Desde una isla también he visto algo propio a cada vez que logro desplazarme,que vuelvo con conceptos nuevos que aunque no desconocía ni descartaba ,para llevarlos a cabo, no encontraba momento ni quería , ni creía en ellos , dada mi “naturaleza” simple en ocasiones , y conforme , creyente en encontrar algo bueno en lo que miro , incluso esto disfrazado de lo que venga .
    el ying y el yang , así es , así somos a veces .
    Por lo cual llegue y Escuche los mensajes de voz que nunca escucho y recibí una oferta laboral , pero ya no di respuestas negativas a cerca de mi capacitación ; luego recibí otra oferta en referencia a mi preparación , interesante ella , y con toda seguridad asenté con afirmativas a todo lo que se me planteo , hoy tengo unas salidas laborales que ayer no tenia , total quien da la experiencia , da el contrato , y sin contrato , no hay experiencia .
    He venido con esos conceptos que aunque son útiles , no son capaces de dislucir quien soy , ni vislumbrar que hago y porque lo hago , pasión , y olvide a esta que me encadena , me aleje un poco del Nunca Jamás , a veces hay que pagar el precio ( pay the price ) , No se , Mala , si me entenderás , o me explicare , una vida sin te quieros , perdonas , lo lamento , me equivoque , o te dejo porque te quiero , no puede llamarse progreso .
    Sin gente que ofrece mas de lo que recibe ,equilibrio, venga del corazón o donde venga , Quedarían solo los que reciben pero no dan nada , y lo razonable enterrado por la sinrazón se haría insoportable.
    También te digo que lo que ahora escribo, incluso a mi me suena a presunción , pero sin ninguna mala intención .
    Perdona por extenderme , debía agradecerte tu interés y la ayuda de la que me sirvió tu mensaje .
    Si decides suprimir el texto por extenso , tan solo quería hacértelo llegar..

    Un placer siempre …y gracias por volver

  4. Me alegra tu vuelta y el trato con las montañas que son extraños seres nacidos del choque pero acostumbrados a esperar.
    Hacia allá me dirijo yo también, pero por distintas razones, porque ellas no dicen “te quiero” y se dejan acariciar del viento.

    Espero escribas de nuevo pronto

  5. Algunos cuando se acaba el verano ven cincuenta veces seguidas Espartaco en señal del síndrome depresivo postvacacional, otros estudian, otros presumen de moreneo.

    El resto nos quedamos parados, boquiabiertos y con lágrimas en los ojos (a saber si de alegría o de tristeza) mientras leemos a la Mala que endulza hasta el agua del mar.

  6. Se te esperaba con ganas, de verdad. Y veo que hay cosas que (afortunadamente) siguen igual.

    Porque los periodos de reflexión no son necesariamente para extraer conclusiones, para concebir cambios, para acabar más altos, más guapos, más buenos.

    Enredarse en preguntas es como comenzar un viaje y al desliar la madeja también puedes encontrarte con la imagen del mismo tipo que partió en busca de respuestas.

    Y puede que la encuentres estupenda ;).

    (El equilibrio no existe. Todos caminamos dando más o menos tumbos y suele llegar un momento en que necesariamente nos la pegamos. La idea es tener entonces alguna “pértiga” a mano con la que levantarnos.)

  7. Es curioso, yo también he vuelto casi en el mismo momento que tú. También me fui sin hacer ruido. Pero es un placer regresar y poder leerte de nuevo. Viajar es maravilloso. Yo me escapo siempre que puedo, pero nunca consigo perderme y al final tengo que regresar a casa. No hay duda de que viajar es afición que genera sensaciones inigualables. Bienvenida al mundoblog. Algunos (como yo) te echábamos de menos. Saluditos.

  8. david dice:

    ¡Fantástico, qué bonito! No merece más comentario.

  9. Algunos hemos vuelto… aunque unos pocos seguimos allí… dejándonos acariciar por la brisa que acaricia esas cumbres…
    Estos días he frecuentado esos reinos…
    de lo vertical.. de las alturas… de lo eterno… de la vida más pura… hacia ellas me dirigí hace ya muchos años… en ellas permanezco…
    y sé que en ellas seguiré buscando ese rayito de luz que iluminará mis dudas…

    Tus palabras no dejan de conmoverme… de emocionarme… igual que ellas …las montañas… :-))

    Un beso con aroma a Otoño… ( en mi pueblo ya hace fresquito… :-))

  10. Yo no te esperaba, pero ahora me alegro de que falte tanto para que vuelvas a dejarnos. Un saludo

  11. Hola Lady,quiero creerte delgada,fragil y bonita….pero si es cierto pareces cobarde, como tu reconoces. Supongo que te vas a una isla o donde sea, en busca de nuevos pensamientos, para alimentar ese monstruo insaciable del blog….La responsabilidad tiene que pesar mucho, incluso para alguien con tu fortaleza y sobre todo,con tu imaginacion….comprendo que de vez en cuando, escapes de puntillas……Regresas pensando en él…..¿él tiene cara, tiene cuerpo, tiene nombre? …o él ,soy yo …. Sabes , a todos nos gusta sentirnos amados , queridos ,deseados y que nos digan palabras bonitas….A mi me encanta decirte piropos y mirarte a los ojos , para saber si te ha gustado…….Te he leido, te he imaginado….y hoy por fin, te he escrito…. para que no me llames cobarde, prefiero ser un poco “villano” y descarado….No me gusta el pais del miedo y del piensatelo…….. Te quiero, te quiero, que palabra tan bonita….Recientemente la pude esperimentar con MAYUSCULAS, en un momento inesperado de mi vida……..Ufffff….Los sentimientos conocidos y algunos olvidados, se pusieron a tope…como esa botella de cava,cuando la agitas…….Diosssss, se me pone la carne de gallina, solo de pensarlo…..Pero se acabó, igual de rapido que llegó….Dos personas que se aman en circunstancias equivocadas y luchan con todas sus fuerzas, para “desenamorarse”……..Que injusto y que mal repartido está el amor….El Cupido ese de los cojones ,no tiene ni puta idea…si lo ves ,se lo dices de mi parte…..Bueno ,me estoy “pasando”….Chao LadyMala…Muacksss.

Deja un comentario

Ver más microrelatos