La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

5 de Agosto de 2007 - Aire

A la Sombra del Sol

Creo que el Sol nunca se aburre. Es el único ser poseedor de todas las sombras que quiere. Puede mimetizarse tantas veces como le plazca. Puede ser flor y cemento, puede ser billete de quinientos o montaña. Puede ser mi cara y tu cara. Las desfigura, alarga, encoge, ensancha… Según le venga el compás de su baile. De este a oeste, de oriente a occidente. Estos días siento que el sol anda jugando con mi sombra como nunca. La está haciendo más y más grande y por minutos me va sacando cabezas. Yo la miro de reojo, porque si se me ocurre echarle la vista frente a frente, siempre termino agachando la cabeza para poder verla entera. Mi sombra es más alta, más suave, más lista, más rápida y hasta cae mejor que yo “ponte aquí, para que tu sombra cubra mi cara”

Mi réplica no tiene marcas, ni lunares, ni estrías, y yo diría que tiene los dientes bien colocados. Desaparece cuando hay tormentas, y sus dedos alcanzan antes que los míos las páginas de los libros. Cuando ve un chico guapo, mientras yo cubro mis ojos achinados por el sol con la mano, ella aprovecha y se estiliza, y a veces se pone pecho. Lo juro. Se mete dentro de los cuadros, de los charcos y de otras sombras bonitas. No canta y no dice gilipolleces, o al menos yo no se las he escuchado nunca. Claro que tampoco baila a la luz de la luna, y el olor a humedad jamás le inspirará recuerdo alguno. Porque el Sol aún no ha inventado las sombras de los besos, de los olores, ni de los suspiros o los deseos. Porque la noche es la Sombra del Sol, que le gana, le derrota y lo hace desaparecer por unas horas. Viviendo así tan sólo la mitad de la vida, y olvidándose de que es la noche la que le trae sentido a los días. Llenando en cada teñir de negro el cielo de estrellas y el cuerpo de sueños. Sin réplicas, ni sombras. Tan sólo pequeños y brillantes halos de vida que inundan de brillo los ojos y de astros tiritando el horizonte.

Yo cada noche sueño que alimentes mi boca de palabras llenas de erres: Ronroneo, desear, buscar, encontrar, morder, comer, doler, Perder, soñar, correr, mirar, abrazar, dar, besar, recibir, sonreír, Rojo, siempre, volver, Amar.

Ninguna de ellas tiene sombra. Casi todas me ocurren sólo durante la noche. El Sol es un tipo guay que anda siempre brillando y recibiendo piropos, nunca se aburre, ni se muere. Seguro que tampoco bebe alcohol. Pero tampoco se vacía, ni se llena, ni sonríe. Yo confieso que también lo necesito y hasta le quiero, pero me aburre soberanamente ¡Qué le voy a hacer!

14 comentarios para “A la Sombra del Sol”

  1. Fascinante, dentro de poco podrás conversar con tu sombra y así te dirá siempre que tienes en tu espalda…

  2. Hay una canción de Sabina que probablemente la conocerás (sino lo odias :P) que dice:
    “peor para el sol
    que se mete a las 7 en la cuna
    del mar a roncar
    mientras un servidor
    le levanta la falda a la luna”… yo creo que si se aburrirá, o al menos alguna noche envidiará a la luna, por esas andanzas y aventuras nocturnas, y porque la luna puede visitarnos de dia a veces.

    Aunque confieso que me prefiero sin sombra, no solo porque me gusta la soledad (a veces) sino porque no soporto esa “perfección” que mencionas y el hecho de que me la echa en cara recordando mis defectos que no se pueden esconder.

    Me gusta muchísimo tu forma de escribir, aunque confieso que comentar me pone un poco nervioso porque siento que lo que escribo podrá no tener sentido o relación con tu post, aunque en mi mente si lo tenga. Muchas gracias por tu comentario :), como te puse alli pero te lo repito, tambien te conozco de vista pero hasta que vi fotos no sabia que eras tu! :P…

    saludos!!

  3. mmm… esa sombra de peter pan que tenia que ser cosida a sus pies para que no se escapara… un beso malo malísimo.

  4. yo siempre he preferido la lluvia.

  5. Tengo un amigo al que me gusta ponerle en entredicho su amor por la luna, quizás para que se asegure de que una elección tan llevada al extremo no acabe siendo una tontería más, o quizás porque me gusta ponerme al otro lado de la trinchera jugando con la tranquilidad de los que habitan tras ella.

    Gran mensaje.

  6. Lo mejor del sol es cuando deja paso a la luna…

    chauuuuuuuuu

  7. Sigues en tu línea mala, me encanta leer tus pensamientos profundos y diáfanos.

  8. y es que la luna tampoco se aburre.

  9. Te leí desde las gran Canarias , concretamente la isla bonita de la Palma , y leerte me fue muy grato , en mi caso el Sol me fue aliado , tostó mas mi piel si cabe , me despertó para dar paso a un buffet de brisa ,mar y buen rollo, me acompaño montaña arriba y mar adentro , y así me encontré , yo , sin disfraz ni armadura , dorada en mano ,tercio de brebaje, que el astro la hacia mas rubia . Fue grato marchar lejos y saber que te podía leer , y podías influenciarme , que la gente podía seguir haciéndolo ,saber que desde allí , desde aquí permanecía lo importante .
    Los cuadros del apartamento se mantuvieron , serenos , calidos , pero pasaron de largo y sin relevancia , nadie se lleva los cuadros , los grandes olvidados , o al menos me da esa impresión…
    Hasta la siguiente entrada y be happy.

  10. adiskide dice:

    rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

  11. Deberías controlar más a tu sombra…nunca se sabe que puede hacer cuando te des la vuelta…¿también desea las “r”? Porque lo de sacar pecho…uhm…eso es muy pillín…

    No escribes, deslizas las palabras por cada sensación o sentimiento, Mala…¿porqué Mala?

  12. Pues para mi el sol no es nada wai 😛

  13. Seguro que puedes sacarle partido también al día, de hecho, te ha salido un gran relato con él de protagonista. Yo también soy bastante vampiro, de noche todo me inspira. Un saludo y espero que puedas visitarme.

  14. […] La Mala de la Película: si algún blogger español lee esto me saca la madre por romper las reglas del blog day, pues tengo la impresión que existe poca gente española que no conozca o no haya oido hablar de La Mala de la Película, pero honestamente hasta no hace mucho es que conozco este blog, así que yo lo agrego entre mis recomendaciones . La Mala de la Película es una chica que empezó su blog escribiendo opiniones acerca de películas, tele, música y libros, pero últimamente o al menos desde que yo la conozco escribe artículos de la vida misma, de los sentimientos y del corazón. Puedo decir sin ninguna vergüenza que la mala es a la fecha una de las pocas personas que al terminar de leer sus artículos me he quedado literalmente con la boca abierta y con falta de aire para asimilar lo bonito pero completamente cierto que resultan sus palabras… la mala es capaz de escribir joyas como ésta y obligarte a releerlas 2 ó 3 veces como si escucharas una canción de tu artista favorito. A la mala no he tenido el gusto de conocer, pero estoy seguro que es alguien muy dulce, amigable y con quien te pudieras sentar una noche entera escuchando buena música y platicando de cualquier cosa sin aburrirte ni un poquito. […]

Deja un comentario

Ver más microrelatos