La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

Esa era la frase que le decía Joker, el malo de Batman, a sus víctimas antes de cargárselas. Pude ver Batman Begins casi cuatro veces seguidas durante aquella noche nebulosa. Sé que si la estuviera viendo en el cine al lado de una bonita mujer, me bastaría con sólo con un pase. Sin duda tendría otras preferencias, como acariciar su pelo, o tocarle una canción. Pero estoy solo, incomprensiblemente solo.

Me gustan las mujeres normales. De esas que como yo, disfrutan leyendo durante el trayecto de metro un capitulito de El Código Da Vinci, o quizá algo del prestigioso Paulo Coelho, ¡la literatura para deficientes realmente me encanta! Y me ayuda a ser normal. Yo diría que ese es uno de los datos más relevantes de mi personalidad. Otra de las cosas que me caracterizan, es que aún guardo la colección de cromos de los jugadores de la selección de fútbol que hice cuando tenía ocho años.

Ahora soy todo lo joven que puede ser un viejo y todo lo viejo que puede ser un joven. Tengo veintinueve años y ya me aplasta una atmósfera que huele a la crisis de los treinta. Por si no lo sabían soy pianista, de los buenos, o eso creo.

Retomando el hilo, por más que me empeñé siempre en ser normal, de pequeño me decían que era de otro planeta. Cuando los críos de mi edad estaban empezando a introducir las palabrotas en su vocabulario, cada frase que decían contenía por lo menos “joder” o “coño”. Según ellos “joder, llevaba unos aparatos de mierda en los putos dientes”. Me parecía un poco absurdo usar tantas palabras para llamar bocachapa a alguien. Y como yo no quería ser un anormal más, no me dejaban jugar al fútbol. Dediqué mi infancia a coleccionar cromos y aprender a tocar el piano. En vez de ser normal, me convertí en un repipi con aparatos, aunque tenía la esperanza de que eso me serviría en un futuro para convertirme a la normalidad normal.

Yo siempre había querido ser un futbolista de élite, como todos los niños. Pero para cuando pude correr como un gamo, empecé a fumar… Como todos los niños. Me quité los aparatos y por fin puse los pies en la tierra. Me volví tan vulgar como un calcetín con tomates, y a partir de ahí llegaron Dan Brawn, la normalidad y la anodina soledad.

Esa noche toqué las teclas del piano y un lejano “¡que son las tres por Dios!” me hizo parar y levitar, o eso creo que sentí. Sin pensarlo dos veces empapelé una pared con mis cromos de fútbol, ¿no empapelarían una habitación con sus sueños?

Por las noches suelo mirar el cielo y pienso… ¿se puede añorar un futuro que nunca llegará? Y asomándome a la ventana entendí lo que maúllan los gatos callejeros al mirarme. ¿Has bailado alguna vez con el demonio a la luz de la luna?

21 comentarios para “¿Has bailado alguna vez con el demonio a la luz de la luna?”

  1. Yo cada día estoy más feliz por sentirme un bicho raro y alejarme de tanta “normalidad”

  2. Tiene gracia. Tu querias ser más normal que el colacao y no funciono mucho por lo que dices. Yo soy rara de nacimiento o eso me dicen. Tu articulo me da un poco de cosas, no sé. Soy una adolecente rara y no quiero pensar que tendré que poner los pies en la tierra, y empapelar la pared con mis sueños.
    Enfin, gracias.

  3. En cierto modo me siento identificada con el post. Será porque tengo la misma edad y de algún modo tengo ganas de confundirme con la masa cansada de alguna rareza y de esa costumbre ahora tan extendida de ser diferente de “no ser como la mayoría” como si de algo grave se tratara…

  4. Vas alcanzando mi concepto de Miau…Lo vas Alcanzando …

    PD:PEro infinitas veces mejor expresado…

    Mua.

    MIAU

  5. victor dice:

    Eso de la crisis de los treinta es un invento,cada uno es viejo a su manera,es la sociedad la que te hace mas viejo aun;con sus estereotipos y sus pijadas y sus “que se te pasa el arroz:Animo “chaval”

  6. En ocasiones hay que aprender a vivir con la carga de ser raro, distanciarse de la estupidez de no ver mas alla de que hare este “fin de semana”. El mundo tal y como esta hoy nos mata el ansia de superacion, de luchar por nuestros sueños, de querer solo algo mejor. Que indice de suicidios hay en las ciudades del primer mundo solo porque ya no hay nada mejor que hacer? sentir que terminas tu ciclo y ni si quiera has empezado, eso es lo que de verdad nos mata y no la edad.

  7. tengo sueño dice:

    Cabrón, tu eras el del piano a las tres de la mañana, te parece bonito, !desgraciado¡ dejamé dormir, es mi derecho.

  8. Es un texto lleno de tópicos, y en eso consistía un poco.

    Pero a mí, me pasa como a chocoadicta… A veces las rarezas también cansan, terminan siendo tan iguales como todo lo demás.

  9. Grandiosa frase del joker, y me acuerdo del número 100 de la Patrulla X de Forum/Planeta en el cual el simpático lobezno hacía una parodia homenaje con robin femenino incluido(Júbilo) portada incluida, a la pregunta de ¿has bailado alguna vez a la luz de la luna?
    Le contestaban qúe clase de pregunta es esa. A lo que respondían no sé, pero me encanta la frase

  10. ohhh qué bueno, ¿tienes ese comic??

  11. Javier dice:

    Yo estoy contigo tengo exactamente la misma edad que tu y siempre he querido ser normal, me han sucedido experiencias muy parecidas a las tuyas y a la conclusion que llego es: “quien es mas raro? el raro, o el raro que sigue al raro”….Otra gran frase celebre.

    Raro? solemos llamar raro a aquello que no entendemos, como si entenderlo fuese requisito imprescindible para que fuese normal. Supongo que si llevase una moto (o cualquier otro objeto de hoy dia) 200 años atras, la sociedad no creiese que es raro, y en cambio ahora, seria raro no saber que es…..

    Otra pregunta, a lo largo de la historia de la humanidad…..alguien conoce a alguien celebre que fuera normal? …para mi todos eran bichos raros.

  12. raro? normal? Por qué te sientes raro? O normal? Yo me siento normal en mi pequeño mundo y rara en el de los demás. Empapelo todas las noches mis paredes con mis sueños y no me preocupo por cuándo “llegarán”. Disfruto con la literatura barata, igual que con la ropa cara y con el café de las 4. Creo que he bailado con el demoio por eso siento que nada se queda atrás.Mi cabeza está llena de contradicciones que me hacen divagar y pensar y pensar…

  13. Hola, igual yo cabado de cumplir 29 y la verdad que si entra uno en crisis, vas viendo como la decada de los 20’s esta por terminar y te aterra pensar que todavia no vez que llegues a tenr lo que pensaste a los 30 y da cosa, da miedo, y tristeza y muchas cosas mas
    saludos
    http://lecturasdeldiario.blogspot.com/

  14. amanda dice:

    Las ansias de ser diferente no son tan raras, mas bien diria yo que hoy el raro es el que se conforma con ser “normal”. Es vanidoso pretenderse distinto, no sabemos qué piensan los demás de sí mismos. Al fin y al cabo, eso que llamamos “masa” se compone de individuos. Todos distintos y raros respecto a lo que a su vez ellos tambien consideran masa, y que no son otra cosa que todos los demás, tu y yo incluidos.

  15. María dice:

    El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo
    Nietzsche

  16. vaya vida que te has elaborado, yo te recomiendo abrir un orificio a la esfera que te oprime y mirar todo lo increíble que tiene el mundo, si de por si te va a parecer así vale la pena dejar de ignorar las cosas bellas de la vida solo por que en algún momento decidiste ignorarlas hasta el punto en el que lograste apreciar las no agradables, El expresarte me parece un gran avance, no dejes de hacerlo nunca,y aunque desconozco los factores que te han llevado a esto, te invito a que trates de apreciar todo lo radiante de este mundo, si bien ya lograste hacerlo con la oscuridad, estas a unos pasos de lograrlo.

  17. Toni dice:

    “Normal” es un estado ideal que no puede aplicarse a un individuo en concreto. Ten eso en cuenta. La gente dice por la tele “parecia alguien normal” y eso pone los pelos de punta.

    Creo que lo que te preocupa son dos cosas, aunque pueden resumirse en una: tu timidez. Asi que toca “terapia de choque”…

    Te recomiendo que cuando vayas en el metro y veas a una chica como las que dices, le digas muy seguro de ti mismo y mirandola a los ojos “Hola, necesito opinion femenina: hay una chica que me gusta y no me atrevo a decirle nada. ¿Qué harias?”. No estás pidiendole sexo… tan solo quieres conocerla.

    Le encantará, aunque esa chica sea tan solo una excusa o una invencion. “Oye, pues pareces muy interesante. Mira, te daré mi numero de telefono para que sigas dandome buenos consejos”. y te vas, no te gires ni digas más, y sobretodo, ni se te ocurra llamar tu si te lo da ella. Te llamará, te lo aseguro. ¿Que te sale una tia borde, o no te atreves a mas? No te sientas atacado a tu orgullo, es simplemente que no te conviene.

    No voy de listillo ni perdonavidas… me pasé seis años sin tocar mujer desde que dejé a mi primera ex, encerrado en mi mundo. Mi ultimo partido de futbol fue en 5º de EGB. Nunca jugué con pistolas, y a la hora del patio me iba a leer o a tocar el piano. No eres el unico.

    Ahora tengo un estudio de grabacion, mi sueño, y las chicas se matan por venir. Considera algo: La gente intentará dominarte. A esa gente sí puedes preguntarle “¿Has bailado alguna vez con el diablo a la luz de la luna?”

  18. Lucia' Camus dice:

    Escribes genial, me encanto……no tengo nada más que decir. creo que la anormalidad es más común de lo que parece, o por lo menos ya somos dos.
    (no se hace cuanto esta este escrito, y tal vez no tenga nada que hacer aquí mi comentario, pero tenia que hacerlo).
    Buena noche.

  19. Que bien escribes, un saludo!

  20. Sátrapa dice:

    Deja de escribir y deja que la noche te abrace. Hay muchas posibilidades y alguna que otra certeza en la oscura e inquietante noche.

    un saludo

  21. Ademas de un gili seguro q eres un puto feto congelao,ya te vale a ti

Deja un comentario

Ver más microrelatos