La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

1 de Diciembre de 2005 - Aire

No hay fe

Hola,

Estaba recordando en estas fechas tan entrañables, el día que perdí mi espíritu navideño y tal y cual, y nada, me he dicho ¿por qué no contárselo a algún ser completamente vacío, como por ejemplo, tú?

Resulta que yo contaba con la tierna edad de 4 años y Papá Noel vino a mi colegio. La actividad consistía en subirse en sus rodillas y que te hicieran una foto, de esas que se dejan encima de la tele para la posteridad y el recuerdo. Pues bien, después de esperar mi turno pacientemente, sin pegar a nadie ni nada (Papá Noel estaba allí), me subí en su rodilla y dándome cuenta de manera super hábil a más no poder, de que el presunto Papá Noel, no era más que el carnicero habitual de mamá, con una mierda de barba de palo total, y mal pegada… INSTINTIVAMENTE, le metí un pequeño dedito en la nariz, y el muy cabrón me pegó una hostia que me tiró al suelo…

Total, que el otro día me vino una señal, y decidí que ya era hora de superar viejas rencillas. Un gordo con cara de cabrón y barba, me pidió que me hiciera voluntaria de no sé qué organización. La historia consistía en que tú tenías que llevar un botecito, y la peña te metía ahí dentro pelas, así por las buenas. Dije que sí. Y el asunto funcionaba que te cagas. Yo me sentía bien, navideña, feliz, la gente me daba dinero sin necesidad de desnudarme, veía luces de colores tránsfugos glaciales… No sé, todo muy fuerte.

Pero de pronto me viene un tio, así bastante pivoncete, con un bote como el mío en la mano, y me dice “Veo que estás involucrada hasta la médula en la causa. Somos pocos, pero currantes”. Y entonces deduje sus enormes ganas de follar, y según nos dirigíamos al descampado más cercano para magrearnos, el chico en cuestión rompió su bote, saco todos los eurolitos que contenía, y se metió en la farmacia a comprar condones.

Qué duro todo, ¿verdad? Así no hay providencia omnipotente que ponga fe en nada.

13 comentarios para “No hay fe”

  1. Qué fuerte!

  2. sousou dice:

    El pivoncete rompio el bote que tu ya habias roto hacía un ratito, quizá hacía mucho más tiempo. Creo que la hostia a tus cuatro añitos no tiene nada que ver con esto. Tienes mucho mas. Y esto no es fuerte, lo fuerte es lo que no dices colega!

  3. Jajajaja…si bueno…ya se que no viene a cuento ..cuando se ponen de por medios los instintos naturales, pero…
    que te has pedido para reyes????

    PD:no he entendido nada…, verdaD? =)

  4. Gustavo dice:

    Que perra trola

  5. Sigo pensando que el estilo me suena mucho…

    Coñero el tema si… ¿Estas cosas se las dices a los niños pequeños tb o te limitas a la gente adulta que ya tiene superadas ciertas cosas?

  6. No me extraña que hayas perdido el espíritu navideño….

  7. Jejejejeje… no es mala táctica, la próxima vez que me vengan a comer el tarro voy a decir ‘sisisisisisi. Vale’
    a ver me encuentro a alguien como tú.

  8. erblues dice:

    A mí me parece bien, sobre todo lo de comprar condones. Lo básico es la seguridad, ¿no? 😉

  9. Qué pasó con el carnicero??
    Yo es que me he quedado con las ganas de que, ahora ya más crecidita, fueras a la carnicería y le dieras 3 rijostios bien dados.
    A la salud de todos!
    Mugidos!

  10. Jaja ese es el espíritu!

  11. ¿Puede haber algo mas navideño que echar uno de pastorcillos?

  12. Jajajajajajajajjajajajajajajjaaa, me paaaaarrrrtoooo ttttooooooaaaaaaaa!!!

    Coño, lo que le faltaba a esta página para alegrar un poco la cosa, que la mala te llega hasta dentro, pero a veces eso duele!!!

    El espíritu navideño existe, de eso no tengo duda. Lo también tengo claro es que no lo vas a encontrar en un escaparate del Corte Inglés. Eso es otra cosa.

    Me gustan las navidades. Incluso con todos sus inconvenientes.

    Bsos a l@s dos,

  13. A mí me lo dijo el cabrón del cura que tenía por profesor en 2º de EGB, tendría unos 7 años?. Valiente hijo puta

Deja un comentario

Ver más microrelatos