La mala de la película

"no soy mala, es que me han dibujado así"

12 de Julio de 2005 - Cine

Con faldas y a lo loco

Por una vez el traductor de títulos de películas yanquis acertó, pues así es el título castellano de la película Some like Hot. La historia de dos músicos de jazz, Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemmon), a quien la suerte ha abandonado, son testigos de la masacre del día de San Valentín de 1929 y huyen de Chicago con una orquesta femenina con destino Miami, haciéndose pasar por Josephine y Daphne. Ambos se enamoran de Sugar Kane Kowalczyk (Marilyn Monroe), una cantante vulnerable y juerguista. Pero ella atrae las persistentes atenciones del libidinoso playboy Osgood Fiesding III (Joe E. Brown) y las cosas se complican cuando el jefe de la mafia de Chicago, Spats (Botines) y Columbo (George Raft), y sus secuaces, llegan al hotel de Florida para celebrar una cumbre.

Esta legendaria comedia de drags estremendamente divertida y chispeante de princopio a fin, con situaciones geniales, gags inteligentes, ritmo vertiginoso y unas actuaciones sensacionales. La diosa suprema del sexo en estado de gracia está sencillamente mítica, por no hablar de mi apreciado Lemmon (te echamos de menos), y su inmejorable papel.

La famosa última frase de la película la escribió uno de los guionistas del film la noche antes de terminar el rodaje. Insistió en que era divertida por lo inesperada; la última reacción que el público esperaría a la revelación de Jerry “Soy un hombre” es el filosófico encogimiento de hombros de Osgood “Nadie es perfecto”. El otro momento que se recuerda con más cariño es el anuncio de compromiso de Daphne. Lemmon toca las maracas en un absurdo éxtasis que constituye una obra maestra de la comedia.

Los expertos de la industria pronosticaron que la película sería un desastre porque rompía varias de las reglas tradicionales del cine cómico (la historia nace de un truculento aesinato en masa, el guión estaba escrito a medias cuando se empezó el rodaje y la película dura dos horas…), pero el público enloqueció, y de hecho aún lo hace. Es indudable esa etiqueta que lleva desde su estreno: “mejor comedia de todos los tiempos”

10 comentarios para “Con faldas y a lo loco”

  1. david dice:

    Querida: se te ha olvidado nombrar al maestro, al único, al genial Billy Wilder que dirigió la peli de manera inigualable.

    Película de culto que, como sabes, está en nuestros anaqueles de las viejas cintas de video, en varias versiones (quiero decir, idiomas).

    Tú has nombrado algunos de los momentos geniales: sin duda, la escena en la habitación, tocando las maracas, con Curtis desesperado intentanto convencer a Lemmon de que no puede casarse con un hombre (hoy sí podría: ya ves qué manera de joder un grandísimo guión tienen estos socialistas), es uno de los climax de la peli. ¿Pero qué me dices de cuando la Monroe va a subir al tren, para inciar la gira, y se la ve en un plano medio, de espaldas, moviendo ese inconmensurable pandero de manera vertiginosa, el sustito que le provoca la salida de vapor de la máquina del tren, el comentario de Lemmon: “¿Cómo se pueden mover así? Seguro que lleva un motorcito…” Y los andares de ambos, de los chicos, con zapatos de tacón, camino de su vagón…

    Bueno, y la escena de amor en el yate, que saltan chispas, traspasa la pantalla. Allí sí que hubo tomate (¡qué envidia!).

    En fin, qué tonterías digo… si es que es toda la peli, de principio a fin.

    Gracias por rescatar a LA MEJOR COMEDIA DE TODOS LOS TIEMPOS. Y si no, está en el ramillete de la cuatro o cinco mejores. ¡Ah, y en blanco y negro, toma ya!

  2. Jejeje, me estan entrando ganas de verla…creo que soy uno de esos engendros que solo ha visto la escena final… 🙂

    Bsos
    None

  3. papa oso dice:

    ¿…y no os parece que tiene un toque “pelicula de fernando esteso y pajares”?
    Lo digo por el siempre facil recurso de conseguir la risa y la comicidad vistiendo a un hombre de mujer.
    Ojo!… es un comentario sin demasiada reflexion ya que la pelicula la tengo poco presente… pero me ha parecido interesante ver vuestras respuestas al respecto.

    Las espero
    😉

  4. Hombre, papaoso, es como comparar a Shakespeare con Vizcaíno Casas, pero con diferencia negativa para Wilder y sus chicos. Lo de menos es el disfraz, que nunca trata de engañar: los tíos, éstos, son tíos con los labios pintados, medias, faldas y zapatos de tacón y la voz atiplada. No engañan a nadie, es sólo un artificio del guión. La peli no tiene precio y, desde luego, merece más visiones que Pepito Piscinas, por ejemplo.

  5. Sí, qué gran frase… “nadie es perfecto” !!

  6. david dice:

    Ayer, justamente, la dieron por el canal Cinemanía clásico. Yo la pesqué casi al final, zapeando, como todas las noches, pero no me resistí a terminarla de ver. Se me había olvidado que, al final, la Monroe se va también con Tony Curtis. ¡Qué pareja!

  7. Billy Wilder creo que es uno de mis directores favoritos, y Jack Lemmon casi me mejor actor no se si hast visto Días de vino y Rosas, demuestra que no sólo sabe hacer comedias.
    Me encanta la peli, no así la Marilin, lo sineto pero nunca me ha gustado mucho

  8. Marilyn Monroe dice:

    “Some like it hot” es una de las películas de comedia más famosas del mundo y más recordadas por su excelente guión, por sus protagonistas explosivos y por el maravilloso final. La banda sonora es hermosa, ¿cómo olvidar a la hermosa Marilyn cantando “I´m through with love”?
    Ahh, simple y sencillamente, una de las mejores películas que he visto y que guardo en mi colección con mucho cariño

  9. Phentermine.

    Phentermine.

  10. Xanax.

    Xanax.

Deja un comentario

Ver más microrelatos